Practiqué durante una semana un mensaje del Indalo para encontrar pareja y encontré en mi moto un sobre que contenía una tarjeta romántica. En la que me decía un chico, que hacia más de un año me miraba al pasar y que nunca se había atrevido a hablarme y que había sentido un impulso repentino a comunicarse conmigo. Desde entonces tenemos una bonita historia de amor.

Ir a la barra de herramientas