Meditar con el fuego

41 indalocodex_logoweb

El fuego tiene propiedades vivificantes y purificadoras. Su contemplación atenta es una forma de meditación que ha usado el ser humano con fascinación desde tiempos remotos.

 

Beneficios:

Esta meditación te ayudará a tomar conciencia de tu realidad y de la impermanencia de los acontecimientos. Te sentirás predispuesto a hacer cambios favorables en tu vida.

 

Método:

1 Fuego copy2 Fuego copy3 Fuego copy

Paso previo

Antes de comenzar el ejercicio “Meditar con el fuego”, prepara un papel doblado por la mitad, escribe en un lado todo lo negativo que deseas eliminar de tu vida; y en el otro lado todo lo positivo que deseas lograr para tu felicidad.

 

fuego

Danza del fuego. New Mexico, USa.

Foto Xaverio.

 

Ejercicio:

1. Adopta la postura del Indalo ante una hoguera con la actitud de recibir la energía vital purificadora y sanadora del fuego.

2. Simula con tus brazos y tu cuerpo el movimiento de las llamas del fuego en una especie de danza. Se puede usar una música adecuada.

3. Siéntate a una distancia segura, en una postura de meditación para contemplar relajadamente el fuego. Piensa en los cambios que te gustaría hacer, concentrándote en la luz y el calor que percibes.

4. Toma el papel, pártelo por la mitad y quema en la hoguera la parte en la que están escritas las cosas negativas.

5. Guarda la lista de las cosas positivas, en la que dibujarás un pequeño Indalo para marcar cada objetivo a medida que los vayas alcanzando.

6. Continúa la meditación con las palmas de las manos juntas en actitud de oración u otro mudra y mantente en silencio contemplando el fuego el tiempo que te apetezca.

Este ejercicio resulta muy eficaz formando un círculo con otras personas alrededor del fuego.

Nota: Haz tu hoguera en lugares seguros permitidos y apágala muy bien antes de irte.

 

Volver al Indice

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo