Ejercicio de autosanación

9

Aprender a meditar y como combatir el stress y controlar la ansiedad

Meditaciones y yoga online Indalo Codex para activar la autosanación

Dentro de mí hay un poder inmenso que va a curarme

Beneficios:

Este ejercicio activa nuestro poder mental para curarnos y enfoca la atención en la salud para atraerla.

Método:

 

Meditaciones y yoga Indalo Codex para la salud integral

La postura del Indalo con los brazos extendidos y las piernas abiertas es la geometría sagrada del cuerpo humano en la que fluyen los canales de energía.
La apertura física ayuda a una apertura mental que da ordenes al cerebro de autosanación

1. En la postura del Indalo, tumbado o de pie, repite este mensaje en voz alta, con voz suave y mentalmente:

3082

“Me abro y me permito recibir la luz blanca de la energía vital que calma, ilumina y sana todas las células de mi cuerpo, todos los aspectos de mi mente y mi vida entera”

(Si te resulta más cómodo, alguien puede leértelo o puedes escucharlo grabado)

2. En la posición de Indalo tumbado, mantente unos minutos en silencio concentrando tu atención en la respiración, mientras visualizas la energía vital en forma de luz blanca, que con cada bocanada de aire que respiras entra dentro de ti recorriendo y sanando tu cuerpo.

3. Recita mentalmente este mensaje en su forma simple o completa:

Forma simple para nombrar una zona concreta:

Recibo la maravillosa luz blanca de la energía vital que inunda de

salud y bienestar a ……………………………………

Forma completa para enviar energía sanadora a todo el cuerpo:

3085

Recibo la maravillosa luz blanca de la energía vital que inunda de salud y bienestar:

a mis pies,

a mis piernas,

a mis glúteos,

a mis genitales,

a mi aparato digestivo,

a mis riñones,

a mi vejiga,

a mi hígado,

a todos mis huesos,

a mi corazón,

a mis pulmones,

a mi sangre con todas las venas y arterias,

a mis nervios,

a los músculos de mi espalda,

a toda mi piel,

a todas mis glándulas,

a todos los músculos y tendones de mi cuello,

a mi garganta,

a todos los pelos de mi cuerpo,

a mi cabeza,

a mis ojos,

a mis oídos,

a mi cerebro,

a mi boca,

a mi sistema inmunológico,

a todas las funciones de mi metabolismo,

a todas las células de mi cuerpo,

y a todos los aspectos de mi mente para

que vibren con salud, bienestar y alegría.

Relájate y silencia tu mente el tiempo que desees.

Recita con convicción el siguiente mensaje siempre que te apetezca durante el día.

3084

“Todo en mí es saludable y yo soy la salud manifestada en todas mis células”

 

Nota: Este ejercicio no pretende sustituir a ningún tratamiento médico que estés recibiendo.

 

Volver al Indice

Compártelo